Descubre el budismo kadampa

El budismo kadampa es una tradición de budismo mahayana fundada por el gran maestro indio Atisha (982-1054).

Ka se refiere a todas las enseñanzas de Buda y dam a las instrucciones especiales del Lamrim, las etapas del camino hacia la iluminación, que Atisha enseñó. Por lo tanto los practicantes de budismo kadampa integran en el Lamrim todas las enseñanzas de Buda que han aprendido tomándolas como consejo personal y practicándolas.

Los budistas kadampas integran su conocimiento de todas las enseñanzas de Buda en su práctica del Lamrim y esta en su vida diaria. De este modo, transforman todas sus actividades en el camino hacia la iluminación.

Budismo kadampa moderno

Después de Yhe Tsongkhapa el nuevo linaje kadampa floreció durante cientos de años hasta hoy día.

En los últimos años ha sido difundido extensamente por todo el mundo por el maestro budista contemporáneo venerable Gueshe Kelsang Gyatso.

Al fundar la Nueva Tradición Kadampa, la Unión Internacional del Budismo Kadampa, Gueshe Kelsang ha creado una infraestructura global para la preservación y promoción del budismo kadampa para las generaciones venideras.

Para más información sobre el budismo kadampa consulta el menú superior.

Los grandes maestros kadampas

Después de Atisha el linaje kadampa se transmitió a través de una sucesión de maestros kadampas como: Dromtompa, Gueshe Potoua, Gueshe Sharaua y Gueshe Chekhaua.

Los maestros kadampa eran famosos por ser grandes eruditos y practicantes espirituales puros y sinceros.

En especial hicieron hincapié en la práctica del adiestramiento de la mente (tib.: ­Loyhong) con la que podemos transformar todas nuestras experiencias de la vida diaria y en particular, nuestros problemas, sufrimientos y dificultades en el camino espiritual.

Los nuevos kadampas

El linaje kadampa ha sido transmitido de generación en generación hasta el s. XIV cuando llegó al gran maestro budista Yhe Tsongkhapa.

Yhe Tsongkhapa clarificó todas las enseñanzas del Dharma kadam haciéndolas accesibles a las personas de aquellos tiempos.

En particular enseñó cómo combinar el Lamrim y el Loyong con el Mahamudra tantra en una práctica diaria unificada.

Así como la unión del estudio y la práctica fue el distintivo de los primeros kadampas, la unión del sutra y del tantra lo fue de los nuevos kadampas, como se conocen los seguidores de Yhe Tsongkhapa.